Archive for the ‘Spanish Language’ Category

Gonzalo Rubalcaba. ‘XXI Century’ Jesús Vega Especial/El Nuevo Herald

Jesús Vega Especial/El Nuevo Herald
Read more here: http://www.elnuevoherald.com

Gonzalo Rubalcaba abre el 2012 con el segundo registro de su firma 5Passion. En XXI Century nos dedica un amplio repertorio que abarca desde el mítico Bill Evans, Paul Bley y Lenny Tristano, hasta piezas propias. Lo acompaña un grupo que es complemento perfecto: Marcus Gilmore (percusión), Matt Brewer (bajo), Leonel Leouke (guitarra), Pedro Martínez (percusión y voz) y el virtuoso Ignacio Berroa (percusión). Aunque es tan reciente que sólo se puede adquirir en formato MP3 en tiendas de Internet, ya demuestra una vez más que, como dijera The Boston Globe, es un “Bud Powell para el siglo XXI”.•  ‘Gonzalo Rubalcaba. XXI Century’. 5Passion. En formato MP3.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2011/12/25/1089572/gonzalo-rubalcaba-xxi-century.html#storylink=cpy

Gonzalo Rubalcaba presentará su nuevo álbum “Siglo XXI” en La Habana 16 DICIEMBRE 2011

El jazzista cubano Gonzalo Rubalcaba ofrecerá mañana un concierto en La Habana con música de Siglo XXI, su más reciente álbum, grabado el verano anterior, que saldrá al mercado a fines de este mes.

Invitado al habanero Festival Jazz Plaza, el pianista y compositor anunció en una conferencia magistral que esta compilación doble -ya disponible en formato digital- constituye un tributo a todas las vertientes de la música de centurias anteriores, precursoras de las tendencias y estilos contemporáneos.

El fonograma, integrado por ocho piezas -tres del propio Rubalcaba-, presenta influencias de los ritmos afrocubanos, pero también sonoridades de muchas otras partes del mundo, incluido el rock y, por supuesto, el jazz norteamericano, advirtió el músico.

Esta vez, el virtuoso instrumentista lidera un quinteto formado por los estadounidenses Marcus Gillmore (batería) y Matt Brewer (bajo) -quienes hicieron trío con el caribeño en su anterior producción, Avatar-, así como su compatriota Pedrito Martínez (percusión) y el músico africano Lionel Leouke (guitarra).

Rubalcaba dijo además que el resultado de su trabajo junto a jazzistas jóvenes de Estados Unidos (enAvatar y ahora en Siglo XXI) refleja la apertura a múltiples influencias y el cosmopolitismo de las nuevas generaciones de músicos norteamericanos.

Asimismo abogó por la colaboración entre artista de diversos países y entre los propios músicos cubanos, asentados en la isla o no, en pos del enriquecimiento y la universalidad de las obras musicales.

Nacido en una familia de enorme tradición musical en Cuba, el creador de los álbumes Mi gran pasión(1987) y Nocturne (junto a Charlie Haden en 2001) reconoció que le interesa mucho la visión composicional de otros autores pues la función de intérprete pone a prueba la capacidad de indagar y comprender la obra de los demás.

El contacto de pequeño con figuras señeras del ámbito sonoro de la isla como Frank Emilio, Ñico Rojas, Rafael Lay, Tata Güines y Horacio Hernández y el posterior roce con luminarias del jazz de la talla de Dizzy Gillespie, Herbie Hanckock, Richard Galliano, fueron enormes oportunidades para crecer artísticamente, aseguró.

Recalcó, sin embargo, la necesidad de disciplina para emprender y sostener la labor creativa, con el objetivo de potenciar ese “pasaporte inicial” que es el talento.

“Eso es amor, porque el trabajo debe concebirse como un goce”, afirmó Rubalcaba

Sobre el escenario -opinó- es dónde más tarde se comprueba la capacidad de expresión y convencimiento del intérprete: la virtud para despertar en la audiencia nuevas historias, a partir de sus propias fantasías e ilusiones.

El pianista contó sobre su iniciación infantil como baterista y agradeció a su madre y a sus profesores de piano por inculcarle el amor al instrumento que lo haría mundialmente conocido.

Recordó además su tendencia a traspasar las barreras genéricas preestablecidas por la academia y su interés desde muy joven por la rítmica y la armonía populares, muy presentes en su casa, una verdadera “escuela paralela”, apuntó.

Uno tiene que surgir desde la memoria cultural y musical propia, recalcó. Acerca de cuánto hay de cubano en su obra actual, el músico contestó: “soy el cubano que soy” y eso está, más o menos evidente, en mi obra.

Rubalcaba (1963) es uno de los jazzistas más reconocidos en escenarios universales, acumula más de una veintena de compilaciones fonográficas, entre las que destacan Supernova y Solo, laureados con sendos premios Grammy Latinos en los años 2002 y 2006.

(Con información de Prensa Latina)

 

 

 

Gonzalo Rubalcaba: “Cuba no puede faltar en la música que hago” Fotorreportaje: Kaloian

http://www.cubadebate.cu

Una de las mayores expectativas del XXVII Festival Internacional Jazz Plaza, ha sido el recuentro del público nacional con el jazzista cubano Gonzalo Rubalcaba.

El mundialmente reconocido pianista y compositor, que desde hace más de una década radica en Estados Unidos, declaró en entrevista al diario Granma que «Cuba no puede faltar en la música que hago. Lo que todo no se puede manifestar de manera evidente, sino que se trata de ligar la tradición y la realidad. Si los códigos no parecen cubanos eso no significa que mi memoria musical, que es la casa, la escuela, las instituciones cubanas donde me formé, no se encuentre ahí».

Es quizás por ello que, en la presentación de Siglo XXI, su más reciente fonograma, en el capitalino teatro Mella, se le vio muy a gusto y emocionado. En un intermedio del concierto agradeció el placer de poder brindar su música a sus compatriotas.

La presentación fue de altos quilates. Y no podía ser para menos al tener en el escenario a una de las figuras cimeras del universo jazzístico contemporáneo. Pero no solo brilló el genio musical de Gonzalito sino también cada uno de los músicos que forman su banda. Los estadounidenses Marcus Gillmore, en el drums, y Matt Brewer en el contrabajo. De la misma manera se integro en algunas piezas el joven Pedro Martínez, de Cuba, invitado en el disco y encargado de las tumbadoras y los batá.

Sobre el Cd Siglo XXI su autor comentó en la nota ya citada:

«Este es un disco que solo existe en los medios digitales y que saldrá físicamente al final de este año. Es una producción con una música que no es solo mía. Tiene tres piezas de mi autoría y otros temas de compositores cubanos y norteamericanos muy jóvenes y de principios de los años 50 y 60. Lo que trato de decir con este material es que si hoy somos lo que somos, se lo debemos a muchos creadores que vienen desde el siglo XX».

 

Gonzalo Rubalcaba elogia Festival Jazz Plaza en Cuba Por Michel Hernández

http://www.prensa-latina.cu/

La Habana,18 dic (PL) El pianista y compositor cubano Gonzalo Rubalcaba elogió el Festival Internacional Jazz Plaza, con sede aquí como un punto de encuentro e intercambio entre los músicos radicados en la isla y otras partes del mundo.

Al referirse a las medidas que perseguían el endurecimiento de los viajes y el envío de remesas a la isla recientemente rechazadas por el Congreso norteamericano, dijo a Prensa Latina: “lo importante es que en Estados Unidos siempre existirá una gran cantidad de gente que desea establecer un orden continuo de relaciones y comunicación con Cuba.”

Nacido en la Habana en 1963, y residente en ese país norteño, consideró “un derecho natural restablecer la comunicación entre los que han nacido aquí y crecieron aquí y han sido parte de la realidad del país”.

El músico presentó su nuevo disco siglo XXI en un concierto en el capitalino teatro Mella, junto a los estadounidenses Marcus Gillmore, en el drums, y Matt Brewer en el contrabajo, y el percusionista cubano Pedro Martínez.

Al comentar su regreso a los escenarios locales, luego de 12 años, comentó: para “mí es esencial estrechar la comunicación con los cubanos radicados en la isla Esa es la importancia de venir acá. Yo solo soy un cubano que se ha movido a hacer su vida en otra parte, pero eso no me quita el derecho de ser cubano”.

Ganador de cuatro Grammys y nominado en 14 ocasiones, el autor de Solo recordó su encuentro con el legendario trompetista estadounidense Dizzy Gillespie en un festival de jazz habanero.

“Gizze me abrió muchísimas puertas en muchas partes del mundo. Hoy todavía llegó a muchos países y me dicen que la primera vez que supieron de mí fue a través de él”, rememoró.

Rubalcaba elogio su formación en la isla y el crecimiento profesional de la nueva hornada de instrumentistas cubanos. “Ahora he visto gente muy joven que tiene otra visión de hacer música, de proyectar su realidad. Los jóvenes ahora están diciendo como ven su entorno y como quieren crear”, apuntó.

Agregó que “Cuba es un país que siempre ha estado ilusionado con alcanzar niveles muy altos de creación artística. Es una maravilla que esa necesidad permanezca siempre y se perciba tanto en los jóvenes como en los veteranos”

Señaló que uno de los propósitos fundamentales de su carrera ha sida borrar las diferencias entre los estilos que puedan aportar realmente a la música.

“Leo (Brouwer), destacó, dijo muchas veces que lo importante era la buena música, que no importaban los géneros. Ese es el mensaje que he tomado. Esa es la razón por la que me he asociado con lo que me pueda hacer mejor músico y mejor persona”.

“Con todo lo que a uno le dicen llega el momento en que te puedes llegar a enamorar de ti mismo y eso te puede detener. No se trata de dejar de quererte, pero lo que no se puede perder es la capacidad de querer a los demás. Eso es lo que me mantiene con los pies en la tierra”, aseveró.

ag/mih

Message to Japan From Gonzalo Rubalcaba

Gonzalo Rubalcaba: Concierto de la Fé

Enviado por ei en marzo 6, 2011 – 9:11 am
Emilio Ichikawa

A Carpentier le dejaba sin cuidado el snobismo literario; convencido de que entre una decena de simuladores de oficio acababa por madurar algo con calidad. Esa confianza justifica al menos dos snobismos de nuestros días: el de la Naturaleza y el de la Fe.
Que las personas socialicen contra el tedio valiéndose de la reforestación o la protección de animales es indiferente al útil resultado de sus gestos: el amor fingido, es amor; así como es serenador que matrimonios desgastados por el tiempo sorteen el aburrimiento en bautizos y comuniones; sobre todo durante esos eternos fines de semana. La ligereza de la Fe no impide la realidad de la liturgia. Dios, es a donde quería llegar, siempre merece un ejercicio; y si es uno artístico, pues mejor.El pasado viernes 4 de marzo el músico cubano Gonzalo “Gonzalito” Rubalcaba nos ofreció (a los snobistas de la Fe y la Naturaleza) un hermoso concierto en el EBS Auditorium (Miami Dade), para celebrar el lanzamiento de su disco “Fe”. Escoltado por medio centenar de orquídeas blancas a ambos lados de su piano Yamaha, y un público tan numeroso como heterogéneo, regaló una noche musicalmente serena con momentos de alegría y un segmento final donde predominó lo profundo. Lo trascendente.

La noche del viernes, un teatro dominado por afroamericanos y latinos mostró una predisposición natural por la parte rítmica del programa; que ciertamente fue muy breve. En los pocos minutos que Gonzalito “danzoneó” en el piano, algunos cuerpos alcanzaron a moverse y hasta gritos aprobatorios se escucharon al final. Es algo como muscular, un código, una Fe de tambor que hace poco también comprobamos con la Filarmónica de Bogotá.

-FOTOS: Gonzalito Rubalcaba. Viernes 4 de marzo, 2011. Miami Dade: ei-archivodelbarrio

Nocturna consagración

Charlie Haden y Gonzalo Rubalcaba fusionan jazz y bolero en ‘Nocturne’, un disco para coleccionar.

por ARSENIO RODRíGUEZ, Barcelona
En 2002 Gonzalo Rubalcaba, a quien por años se le resistió el premio Grammy, se ha visto recompensado con un par de ellos.

En septiembre la entrega de los Grammys Latinos dio la alegría a los seguidores del jazz cubano cuando Bebo Valdés (El Arte del sabor), Chucho Valdés (Canciones inéditas) y el propio Rubalcaba (Supernova) fueron premiados en las diferentes categorías a que estaban nominados. El hecho jerarquiza a la escuela criolla como una de las mejores del mundo. Ello adquiere más relevancia si se añade a la fiesta el disco Nocturne (Verve, 2001), que se alzó en los Grammys americanos como mejor disco de latin jazz, y donde puede encontrarse nuevamente a Gonzalo Rubalcaba. Junto con Charlie Haden definió el repertorio del CD, puso canciones suyas, realizó la producción conjunta y, como era de esperar, tocó en todas las piezas como sólo él sabe hacerlo desde que dejó la percusión para dedicarse al piano. Es bastante injusto que en la portadilla sólo aparezca Haden (seguramente una estrategia de mercado para encausar la placa en el ámbito inglés).

Es la primera vez que Gonzalo y Haden hacen un monotemático de boleros, y el disco demuestra que el jazz está muy cerca del género romántico por excelencia. Particularmente para ambos músicos, Nocturne es el capítulo último de una amistad de más de quince años, que comenzó cuando se conocieron en el Festival de Jazz de La Habana. Rubalcaba sólo tenía 23 años.

En el disco hay tres versiones de piezas creadas, inicialmente, por autores que las generaron bajo la influencia del filin; una de ellas, El borde del mundo, nada menos que de Martín Rojas. Aquí Gonzalo diserta con una introducción influenciada por los maestros de la pianística europea clásica, aunque luego se moverá en el tango con fuerte presencia del bolero. La segunda pieza del CD, No empeñes más, de Marta Valdés, es un típico bolero-filin, como apunta sabiamente Leonardo Acosta. En él puede apreciarse que Gonzalo, como en su anterior Supernova, ha ganado suficiente con el silencio y las suaves modulaciones en sus solos con la mano derecha, lo que antes se empeñaba en demostrar con buenas furias y notable virtuosismo. La tercera pieza filin —que cierra el CD—, Contigo en la distancia, viene en un kit-dual con otro tema (En nosotros, de Tania Castellanos). En la versión que ambos músicos hacen de aquella destaca, de manera casi sobrenatural, la manera en que Charlie Haden dice nota a nota, con el bajo acústico, cada silaba del comienzo de la canción; los solos que ejecuta lo introducen inapelablemente en el Olimpo de los mejores bajistas de su generación, a la altura de Charles Mingus o Ron Carter.

Los boleristas cubanos clásicos no están olvidados en este acercamiento, y ahí está la figura de Osvaldo Farrés —con una de sus excelentes piezas, Tres palabras— para demostrarlo. Farrés, con Acércate más, Toda una vida, Quizás quizás, Para que sufras o Madrecita, en su momento aseguró la inmortalidad de Nat King Cole y Antonio Machín, entre otros. La economía de recursos literarios conseguida en Tres palabras es la que imita Gonzalo en la extensión de su particular versión, quizá rindiéndole merecido homenaje al autor.

No sólo se nutre el disco con boleros y filin nacionales: el bolero mejicano está representado con Yo sin ti, de Arturo Castro, Nocturnal, de Sabre Marroquin/José Mujica, Noche de ronda, de María Teresa Lara y, cómo no, El Ciego, de Armando Manzanero.

Con tales argumentos la placa, corte tras corte, se va metiendo en los bares, en la noche, en el amor, en cada cuerpo… ofreciendo gratas sorpresas: el violín del uruguayo Federico Britos, que por momentos parece sacado de un disco de Django Reinhardt, o el saxo de Joe Lovano, con un apreciable solo en Moonlight, sin olvidar al guitarrista Pat Metheny en Noche de ronda. Por último, hay que prestar especial atención al maravilloso acompañamiento que hace Ignacio Berroa, quien a veces usa las escobillas de la batería como maracas. Como recomendó el propio Charlie Haden en Barcelona, compren el disco, grábenlo de algún amigo o bájenlo en MP3, que bien merece el gusto.

Al Di Meola | Pursuit of Radical Rhapsody EPK

Un jazzista con fe en la era digital El Universal.mx Lunes 28 de febrero de 2011

Gonzalo Rubalcaba lanzará su próximo disco llamado Faith/Fe de manera independiente, por medio de su propio sello, Sinco-Pasión, el próximo 4 de marzo en Miami, Florida.

Aunque Faith/Fe se lanzó a finales del 2010 en su formato digital, el jazzista desea dar a conocer el disco físico, además de que se siente emocionado de que Sinco-Pasión inicie actividades, tanto con sus propios trabajos, así como con otros jazzistas.

“El formato digital se hace conveniente para el tipo de vida, sobre todo de las ciudades en que se vive muy rápido. Facilita el acceso a un producto”, manifestó el jazzista cubano, aunque destacó que no se debe dejar atrás el disco físico.

“El producto digital pierde la magia de tener el disco en tus manos, de poder leer las hojas del libro, de poseer el arte. Hay una serie de cosas que ya es, aparentemente, del pasado al que yo me niego que desaparezca”.

Debido a que Sinco-Pasión es una disquera independiente, la venta del disco físico será tan sólo por Amazon. Cabe destacar que esta será la primera producción independiente del creador de “Contagio” y “Ellioko”.

Rubalcaba aprovechó para dar a conocer sus ideas sobre las nuevas formas en que se mueve la industria musical: “Estamos viviendo unos tiempos muy confusos con respecto a cómo se vende la obra musical

“Ya se sabe que hay una batalla entre el concepoto tradicional de las grandes compañías y su deseo de permanecer como tal. La facilidad que da la tecnología es reinventar otras formas de vender tu producto”.

Añadió que “tampoco estoy diciendo que desaparezcan las grandes compañías, pero sí tienen que darse cuenta de que estamos viviendo una era diferente”, destacó el músico.

Visita a México

Gonzalo Rubalcaba visitará la ciudad de México en el marco de la Sound Check Xpo, que se realizará en el World Trade Center del 20 al 22 de marzo. Ahí ofrecerá una master class en la que recibirá a jóvenes mexicanos.

“En esos encuentros no solamente se beneficia una parte, sino que se benefician ambas: quien está impartiendo y quien está escuchando”.

Hasta el momento esa será la única presentación del jazzista en México. Sin embargo se presentará a lo largo del año en algunos de los festivales más importantes de jazz en Europa durante el verano.

También destacó que está formando un trío que lo acompañará en dichas presentaciones, pero que no tiene planeada la grabación de un disco próximamente debido a que no tiene prisa por apresura el proceso creativo que conlleva la escritura de cada una de las canciones. .

“No soy dado a hacer discos seguidos porque me interesa crecer con el disco y con los materiales con los que estoy trabajando. Crece el trabajo y también crece uno”.

Rubalcaba inició su carrera en los ochenta, primero con el conjunto cubano llamado Orquesta Aragón, con quienes se presentó en algunos países de África, además de Francia.

Posteriormente formó su propia agrupación llamada Grupo Proyecto que no tuvo ninguna grabación.

Su carrera de solista comenzó en 1987 con la salida de su primer disco titulado Mi gran pasión. Hasta el momento cuenta con 25 producciones discográficas propias y diversas colaboraciones con otros jazzistas.

 

 

 

 

Uno Contra Ochocientos

Luis P. Ferreiro

Uno Contra 800 PDF

Pese a que su modestia le impide reconocerlo, el pianista Gonzalo Rubalcaba (nacido en La Habana en 1963) es una figura capital para entender la evolución del jazz en los últimos 25 años. Desde que el contrabajista Charlie Haden le fichó para su grupo, la carrera de Rubalcabano ha hecho más que crecer, rechazando siempre los integrismos musicales y abriéndose a todo tipo de propuestas Ante la pregunta de qué se siente siendo uno de los mejores pianistas del mundo, Gonzalo Rubalcaba -nacido en La Habana en 1963-responde con candidez que no lo sabe, que habría que preguntarle a alguno de ellos. Pese a esta respuesta, cuyo tono no deja adivinarni mordacidad ni modestia, Rubalcaba es, sin lugar a dudas, uno de los mejores pianistas del mundo. El músico ofrecerá un recital mañana a las 20.30 horas en el teatro Colón a pecho descubierto, a solas frente al público con un piano Steinway como única arma. Ni siquiera habrá un sistema de amplificación eléctrico. El recital con el que el jazzman cubano deleitará a sus seguidores coruñeses estarámarcado, como toda su carrera, por la mezcla: “Hace un mes terminé una grabación, que editaré como disco a finales de año, y que se llamará Fe. Es un disco de piano solo, e irá unido al disco Solo, que grabé hace casi 3 años. Haré cosas de este disco que aún no salió y de Solo, más clásicos contemporáneos del jazz, piezas de compositores cubanos e incluso música clásica “. Rubalcaba maneja sus palabras con una fluidez semejante a la que demuestra a las teclas, y no duda en defender la oportunidad que supone para un intérprete enfrentarse a solas a su audiencia, sin el apo- yo de una banda. ”Tocar solo es una obligación. El piano es un instrumento muy completo– explica el jazzman caribeño–, y tiene la necesidad natural de, por sí solo, convencer a los demás del discurso que queremos dar. No hay nada más beneficiosos que un instrurnentista tratando de hacer que su público esté de acuerdo con la historia que está narrando. Yo relato una historia personal, a la que intento que la gente se una, pero no dictándola, sino dando señales”, concreta Rubalcaba. Otro de los asuntos sobre los que el pianista tiene mucho que decir es sobre la fusión. Si bien en su perfil de Wikipedia aparece como un músico post bop, Rubalcaba rechaza de plano todos los integrismos musicales y defiende a ultranza la mezcla cultural como fuente de avance: “Hay músicos que no parten del jazz pero que llegan a él como referencia. Lo utilizan como una herramienta, aunque no tengan voluntad de profundizar en el género. La validez de este encuentro se verá en el resultado de lo que expone, y los jazzeros no podemos estar en contra del derecho de los artistas de auxiliarse en cualquier herramienta que los beneficie”. “Yo he visto posiciones radicales innecesarias y fuera de cualquier orden de inteligencia -afirma el pianista. Hay que escuchar de todo. El problema es que lajuventud de ahora no busca más atrás”. Rubalcaba no comprende ni la falta de interés ni el inmovilismo, pues la historia de la música demuestra que los más grandes carecían de prejuicios: “Muchas figuras que son el ABC deljazz sí estuvieron al tanto de otras tendencias, y eso les llevó a sus propias conclusiones: Gil Evans, Coltrane, Monk…”

Return top